Según el FMI, España sufrirá la peor recesión a nivel mundial, que se contraerá un 12,8% en 2020, y no reducirá el paro hasta 2022, manteniéndose al 16,8% todo en 2021.

El desastre propiciado por la pandemia del coronavirus y los confinamientos implementados en la primera mitad del año provocarán que el retroceso del Producto Interior Bruto (PIB) de España duplique la del conjunto de países avanzados (-5,8%) y sea casi tres veces más profunda que la sufrida por la economía global (-4,4%).

No son mucho mejores los datos que facilita la OCDE, que pronostica una variación del PIB para 2020 del -11,63%, situando a España en una de las peores posiciones, por detrás de Francia, México, Reino Unido, Grecia o la India.

A estos datos negativos, se le ha de sumar la guerra comercial entre los EEUU y la Unión Europea. Hace un año, la administración Trump anunció la imposición de aranceles a las importaciones de diferentes productos de origen de la UE, como por ejemplo el 25% sobre algunos quesos, aceite de oliva y carne congelada de Alemania, España y Reino Unido. Faltará por ver si el nuevo presidente, Joe Biden, continúa o no con las mismas políticas que afectan negativamente a Europa.

Y es que a nivel mundial se habla de una recesión muy profunda comparable a la vivida tras la Segunda Guerra Mundial y casi tres veces superior a la de 2009. Posiblemente se necesitarán al menos tres años para volver a los niveles de producción anteriores a la crisis.

Algunos analistas hablan de una recuperación en forma de K, una teoría que determina la división de la economía en dos grupos. Suzanne Clark, presidenta de la Cámara de Comercio de los EEUU, especifica en su blog cuáles son estos grupos: los que se están recuperando, como por ejemplo el sector tecnológico, y los que siguen cayendo, como los sectores turísticos, culturales o restauración .

Según los últimos datos del Banco de España, 6 de cada 10 empresas han entrado en pérdidas como consecuencia del Covidien-19 y casi la mitad se han visto obligadas a despedir trabajadores. En este estudio, casi una de cada cuatro estaría ya en quiebra técnica y de las tres restantes, una de cada tres ya tiene problemas financieros graves.
Las dos principales aseguradoras de crédito mundiales Euler Hermes (en España Solunion) y Atradius (Crédito y Caución), que ostentan más del 60% de las ventas aseguradas a nivel mundial, sostienen en sus previsiones que los índices de insolvencia globales llegarán a un récord de incrementos con un + 35% en 2021, con mayor incidencia en sectores como transporte, automoción, comercio minorista, hoteles y restaurantes.

El mercado es muy cambiante y, como se está viendo, la fiabilidad de los clientes también. La probabilidad de impago ha crecido exponencialmente y la salud financiera de muchas empresas ha empeorando radicalmente o puede hacerlo en breve.

El Seguro de Crédito es la herramienta ideal para ayudar a las empresas ante una situación de enorme incertidumbre global con una exposición de deterioro crediticio continuado. Es un tres en uno: prevención, gracias a un gran conocimiento del comportamiento de pagos de las empresas por parte de las multinacionales aseguradoras, indemnización, a través de sus elevados porcentajes de prestaciones que minimiza hasta el 95% la pérdida del importe de la venta impagada, y recuperación del impago donde los servicios jurídicos de las aseguradoras son los que gestionan el recobro de deudas mediante servicios jurídicos presentes en todo el mundo.

De las últimas macroencuestas realizadas a empresas de todo el mundo, la mayoría piden dos cosas: ayuda para identificar nuevos mercados con clientes fiables y financiación.

En PROTEGO, Broker experto en Seguros de Crédito y de Caución, llevamos 25 años ayudando a las empresas a crecer con seguridad y proporcionando alternativas ante una falta de liquidez. Ahora, en el momento en que más se necesita, aportamos diferentes soluciones aseguradoras o optimizamos la ya contratada, así como también financiación alternativa no bancario con todas sus ventajas.

Entradas recomendadas